Guindo. Diseño de Interacción

Blog

100 años de diagramas de flujo

24 Jan, 2016, por Sergio.

Como diseñadores de interacción, gran parte de nuestro trabajo es documentar de forma gráfica aspectos conceptuales como procesos y funciones, descripciones de modelos que pueden afectar tanto al software o servicio que estemos diseñando. Uno de los modelos más utilizados, a la hora de representar algoritmos o procesos, son los diagramas de flujo: un artefacto que describe de forma visual y secuencial las instrucciones de un proceso.

Su historia se remonta a principios del siglo XX, más o menos entre 1908 y 1924, cuando Frank y Lillian Gilbreth estudiaron de forma sistemática los movimientos que realizaban los trabajadores con el objetivo de mejorar sus tareas. Documentaron este estudio, mediante películas y modelos en 3D de los movimientos.

Para proyectar gráficamente esta investigación sistemática, crearon un alfabeto visual denominado “Therbligs” (Gilbreth leído del revés), dando nombre a cada una de las acciones involucradas en una tarea.

Therbligs

Mediante la diagramación de therbligs de forma secuencial, podían identificar aquellas aquellas tareas que eran innecesarias o ineficientes, eliminando incluso fracciones de segundo en tiempo perdido, creando así los primeros gráficos de procesos.

Frank Gilbreth presentó en 1921 el primer diagrama de flujo a los miembros de la ASME. En su ponencia “Process Charts – First Steps in Finding the One Best Way“, resultado de la investigación conjunta con su mujer, ya enfatiza el propósito sintético e iterativo del artefacto:

The Process Chart is a device for visualising a process as a means of improving it. Every detail of a process is more or less affected by every other detail; therefore the entire process must be presented in such form that it can be visualised all at once before any changes are made in any of its subdivisions. In any subdivision of the process under examination, any changes made without due consideration of all the decisions and all the motions that precede and follow that subdivision will often be found unsuited to the ultimate plan of operation.

La intención de los Gilbreth era representar de una forma gráfica, abstracta y sintética, las condiciones actuales de un proceso, con el objetivo de optimizarlo para hacerlo más rentable y eficiente. Diagramando un proceso es más fácil de detectar un error y posibles incoherencias, ya que se tiene una visión general de todo el sistema.

Diagrama de flujo para cargar una granada, creado por los Gilbreth.

Pronto llegaron a la conclusión de que también era una forma eficaz de presentar una idea desde el punto de vista del negocio o servicio, ya que se trata de una visualización muy estructurada.

A principios de los años 30, Allan H. Mogensen, un ingeniero industrial que había estudiado los métodos de los Gilbreth, después de realizar trabajos de consultoría en empresas como Kodak, se unió a la Lillian Gilbreth y asociados comenzando a formar a gente de negocios en los métodos de simplificación del trabajo a través del modelado de procesos.

El uso de diagramas de flujo, era una buena herramienta para mediar entre los diferentes departamentos y actores implicados, ayudando a la solución de problemas de comunicación y limando posibles discrepancias. También permitía identificar patrones y similitudes entre procesos, haciendo posible un uso más eficiente de las tareas y facilitando la transferencia de habilidades.

Mogensen formó a muchas personas en las “Work Simplification Conferences”, un programa intensivo de seis semanas que tenía lugar en Lake Placid (New York) y que desde 1937 influyó durante casi 50 años a profesionales como Art Spinanger y Ben S. Grahan, que mediante su programa “Métodos Deliberados de Cambio”, contribuyeron a ahorrar miles de millones de dólares en empresas como Procter & Gamble. Grahan contribuyó además a llevar más lejos el diagrama original que se presentaba en las conferencias de Mogensen, expandiéndolo a múltiples flujos de información.

Mogensen y Grahan

Pocos años más tarde, en pleno fervor del Scientific Management, en 1947 la ASME adoptó un conjunto de 5 símbolos, derivados del trabajo original de los Gilbreth, como el estándar para los diagramas de proceso. El mismo año Herman Goldstine y John von Neumann crearon el actual alfabeto visual de los diagramas de flujo en ingeniería informática, que corresponde a las funciones o instrucciones básicas de una computadora, facilitando así la traducción posterior en un lenguaje de programación.

Símbolos de diagramas de flujo en ingeniería informática.

  • Terminación (rectángulo ovalado), donde empieza o termina el diagrama.
  • Proceso (rectángulo), muestra los cálculos realizados.
  • Decisión (rombo), indica una situación de verdadero o falso.
  • Entrada / salida, indica leer y escribir funciones.

En diseño de interacción se suelen utilizar estos últimos, en una versión más o menos sofisticada según el contexto, y de una forma más flexible combinándolos con otros elementos gráficos.

Sorprende que pese a ser un artefacto utilizado en multitud de disciplinas y metodologías de innovación, se trata de una herramienta con más 100 años de historia diagramada.

Bibliografia:

 

2014: el año de los giros argumentales

30 Dec, 2014, por Sergio.

Haciendo este tradicional pequeño ejercicio de resumen y viendo en perspectiva lo que ha dado de sí, hemos de valorar que, a nivel profesional, este año ha sido un cúmulo de proyectos sorpresa y cambios de ritmo de trabajo:

Desde principios de año estuvimos cortando los flecos de varios proyectos iniciados durante 2013, entre ellos la implementación de las encuestas de satisfacción de clientes en el software de ReviewPro, así como dando soporte al equipo de producto y marketing de TripAdvisor en la migración de sistemas de Niumba.

Tras el exitoso lanzamiento de Pisos.com a mediados de mayo, el equipo de producto siguió confiando en nosotros para la definición de la versión online de su extendido software para inmobiliarias. También hemos colaborado de forma puntual con otros proyectos del grupo Vocento, como Avanza en tu carrera y otros que verán la luz durante el año 2015.

Durante el segundo trimestre del año colaboramos con la fundación Barcelona Media en la definición de algunas de sus aplicaciones móviles.

En abril, los amigos de The Data Republic dieron la campanada con la compra de Tuitele por parte de Kantar Media, y nos pusimos manos a la obra para ayudar a la definición de la nueva plataforma de analítica de social TV.

Mayo continuó solapando la locura de la tercera edición UXSpain en Granada y su organización junto con los otros 3 lobos esteparios. Como los partos y la cría de los hijos, cada año nos sale mejor y cada año volvemos a casa mascullando que que será la última vez…

Junio siguió con un productivo viaje relámpago de varios días a Alicante, para trabajar junto a Andrés Torrubia y Eduardo Manchón en la definición de un experimento-aplicación móvil, de la que no puedo contar (por ahora) mucho más.

Con el fin del curso escolar llegó la temporada de proyectos para instituciones públicas: un proyecto interno para el Ayuntamiento de Barcelona y un site para un departamento de investigación de la Universidad de Barcelona, que esperamos poder anunciar en breve.

En otoño conocimos al divertido equipo Mr. Wonderful y estuvimos definiendo su e-commerce para 2015. Y como traca final, el último trimestre del año hemos estado trabajando de forma muy intensa con AXA Assistance en la definición de varios de sus servicios online.

A nivel docente, Carol ha seguido colaborando a lo largo de todo el año como consultora de Arquitectura de Información con la UOC y un servidor de forma esporádica con la UAB, actividad que nos gustaría ampliar, ya que nos da muchas alegrías personales.

Y poca cosa más. El año 2015 nos promete muchos proyectos y un nuevo guión, esperemos que nuestros personajes evolucionen a la altura. Feliz año!