← Blog

Viscoso

29 Jul, 2012, por Sergio.

Estaba Henry Marie Coandă allá por el año 1910, dispuesto a probar su nuevo invento, una aeronave propulsada por un “termoreactor”, cuando al ponerlo en marcha, el aparato salió disparado y al instante se encontró volando. Sorprendido por tal potencia, el bueno de Coandă perdió el control y se estrelló, saliendo despedido. Por suerte solo se magulló un poco y se quedó observando como su invención era consumida por la llamas, pero estas llamas no tenían el típico aspecto de hoguera, Coandă se percató de que el fuego rodeaba los costados del avión, siguiendo el flujo de los gases calientes del motor, y después dedujo que esto parecía haber sido la causa del incendio y el accidente.

Aeronave Coandă-1910

Había descubierto un fenómeno físico producido en la mecánica de fluidos, según el cual un fluido tiende a seguir el contorno de la superficie sobre la que incide, si la curvatura de la misma, o el ángulo de incidencia del fluido con la superficie, no son demasiado acentuados. Esta adherencia a la superficie dependerá de la viscosidad del fluido, una propiedad que sólo se manifiesta en líquidos en movimiento.

No recuerdo muy bien quien fué el autor de la frase, pero una vez le preguntaron a un escritor cuál creía que era el principal atributo de la vida, y él respondió que la “viscosidad”, un atributo que se puede aplicar prácticamente desde el germen de nuestra existencia a el devenir de nuestras relaciones con nuestros semejantes: hay personas con las cuáles quedas enganchado de forma inmediata siguiendo su flujo, personas por las cuales sientes rechazo y otras que simplemente “te resbalan”.

Llamadlo química, ángulo de incidencia o mecánica de fluidos, pero en un mundo en el cuál cada vez nos preocupamos más por la resolución, la densidad de los dispositivos, la intensidad de la experiencias y los flujos de la experiencia del usuario, nadie aún ha hecho referencia a la viscosidad. Todo fluye, se engancha y se pega en mayor o menor medida, menos la virtud, según se suele decir.