← Blog

Tus proyectos no son tus proyectos

3 Nov, 2011, por Sergio. 1 Comentario

Los que tienen la mala suerte de sufrirme en persona, saben que con demasiada frecuencia me aborda el pensamiento lateral, y me gusta citar a referencias por así decirlo “poco ortodoxas” para aplicarlas a nuestro trabajo diario. Llámese visión poética, llámese hacer el payaso.

Una de las citas a las que más recurro es un poema un poco new age del polifacético Khalil Gibran. Un poema que todo padre de familia habrá recibido alguna vez en algún Power Point viral.

Cuando las cosas se pongan feas (literalmente), y veas que los proyectos en los que has dedicado todo tu cariño se acaban distorsionando al cabo del tiempo (ya sea por una mala implementación, o porque simplemente el proyecto se ha abandonado o perdido el criterio inicial), sustituid la palabra “hijos” por “proyectos” y meditad un buen rato sobre vuestras pequeñas frustraciones diarias:

“Tus hijos no son tus hijos,
son hijos e hijas de la vida,
deseosa de sí misma.

No vienen de ti,
sino a través de ti,
y aunque estén contigo,
no te pertenecen.

Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos,
pues ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas,
porque ellos
viven en la casa del mañana,
que no puedes visitar,
ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerles semejantes a ti,
porque la vida no retrocede ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del cual tus hijos,
como flechas vivas,
son lanzados.
Deja que la inclinación,
en tu mano de arquero,
sea para la felicidad.”

Un comentario

  1. Dani says:

    :)