Guindo. Diseño de Interacción

Osteópatas

23 Ene, 2012, por Sergio.

En The Pipeline to your corporate soul, uno de los artículos que más hondo me caló el pasado año, Alan Cooper hablaba de las similitudes entre el lenguaje corporal y el software, y de cómo muchas compañías contratan a profesionales del diseño de interfaces sólo para realizar cambios estéticos cuando en realidad necesitan cambios más profundos.

Software has become like body language in the way it reveals your inner personality to a patient observer. Your body language always tells the truth, even when you are trying to hide an ugly secret, and it will give you away every time. You simply can’t create likable software if you are a dysfunctional company.

Cuanto más tiempo me dedico a esto, más profundamente creo que los cambios se tienen que introducir primero a nivel de organización, para que estos afloren a la superficie, es decir a la interfaz.

Incluso si eres capaz de entregar un trabajo de diseño y definición de experiencia de usuario excelente, de nada sirve interpretado en manos de una empresa con trabajadores desmotivados o consejos de administración multitudinarios; será raro que la implementación final se asemeje algo proyecto entregado. Por eso cada vez creo menos en el concepto de acuerdo por entregables, y más nuestra integración dentro del equipo del proyecto.

De otra forma nos convertimos en osteópatas de las interfaces, nuestro día a día transcurre corrigiendo los vicios posturales de la empresa, pero si está no adquiere buenos hábitos, estos suelen volver a aparecer pasado un tiempo.

Se han cerrado los comentarios