Guindo. Diseño de Interacción

Desde la cocina de UX Spain

14 May, 2012, por Sergio. 8 Comentarios

Vivimos una época reaccionaria, en la que la moneda de cambio es la reacción inmediata. Escribir un post justo después de la finalización de un evento sacando conclusiones creo que es, además de oportunista, muy precipitado. Hace falta descansar, enfriar la cabeza y mirar las cosas con perspectiva, para poder decidir incluso si merece la pena realizar otra edición y cómo organizarla.

Como miembro de la organización, por lo que a mi respecta los objetivos se cumplieron de este experimento se cumplieron con creces, hace apenas 5 meses rezábamos por poder alcanzar al menos la cifra de 100 participantes y no contábamos con la confirmación de muchos ponentes.

No he tenido grandes sorpresas en cuanto a la calidad de los contenidos y los ponentes. La idea era tener una fotografía panorámica con mejor resolución del estado de la comunidad y desvirtualizarnos. Me he llevado a casa una bonita postal (el momento de la entrada en el hall de la cena del viernes fue impagable), pero la desvirtualización ha sido parcial y me ha pasado como a los novios, que se preocupan más por que se lo pasen bien los invitados y disfrutan poco de la fiesta.

De mis impresiones totalmente subjetivas, tanto por nuestra parte como de cada uno de los asistentes y participantes habría que mejorar lo siguiente:

  • El evento se planteó como un encuentro de profesionales, no una feria comercial, y me entristeció el paseo de camisetas corporativas y de comerciales a la caza de clientes. Me preocupó el clientelismo y la falta de permeabilidad entre los grupos de asistentes.
  • Pese al networking, no hubo mucha voluntad de compartir conocimiento y sí de saltar a la yugular a la mínima oportunidad. Hubo falta de respeto y cada uno gestiono su envidia y frustación por Twitter como pudo, pero poca gente se acerco a discutir las cosas a la cara.
  • En ese sentido, asumo que las mesas redondas fueron excesivamente largas, mantener el tipo y la tensión durante 90 minutos no es nada fácil, y no creo que sea el mejor formato para compartir conocimiento.

De lo positivo, sin duda quiero dar las gracias a la Universidad Pontificia de Salamanca y en especial al equipo de soporte a la organización: Mercedes, María, Eli… han sido unos anfitriones excepcionales.

Y me quedo con lo mejor de UX Spain: Sergio, Yusef y César, unos compañeros de batalla excepcionales. Nuestro constante apoyo mutuo, conversaciones y risas entre bastidores han sido sin ninguna duda lo mejor del evento, solamente con reencontrarnos merecería la pena organizar un segunda edición. Lo meditaremos…

8 comentarios

  1. Comparto en general tus críticas, pero no le deis muchas vueltas al tema Twitter. Ha sido un canal ácido donde se sacan muchas cosas de quicio pero también ha aportado mucha diversión, información y reflexiones finales de reconocimiento y gratitud para vosotros.
    El resumen unánime en tamaño tuit es el de una organización memorable y principalmente -y esto lo dice todo- muchas ganas de un nuevo UX Spain.

  2. Sergio says:

    Gracias David, ciertamente nos marchamos de Salamanca con muy buen sabor de boca, pero siempre hay cosas a mejorar para que se generen otras dinámicas.

    Hay que dejar que se aposente el tema.

  3. Hola Sergio,

    Lo primero darte la enhorabuena por la organización del evento.
    Soy de Redbility, y la primera sensación con la que me he quedado es la de volver a patrocinar el evento el año que viene.
    Durante el día de hoy he estado leyendo varios blogs donde principalmente se comentaba la calidad de las ponencias o lo que se comentó en ellas.
    Para mi la idea era otra (la que me comento Sergio ortega) se trataba de conocernos, de ponernos cara, etc. Yo he considerado que las ponencias eran solo un medio, que el fin era otro.

    Por otro lado, quería hablar de porque te entristeció ver a gente con camisetas. No lo entiendo. En Redbility hubo gente que se la puso, y no me parece ni mucho menos nada grave. Visto el número de patrocinadores se podría decir que el evento «se lleno» con el conjunto de la gente que iba de esas empresas.
    Y gracias a las camisetas conseguimos que nos localizara gente (vamos como lo del pañuelo rojo), había gente con la que tengo relación por twitter que me costo mucho reconocerlos. Es más, tratándose de un evento donde «el ponerlo fácil» es básico en nuestra profesión, PROPONGO: utilizar camisetas por colores, en función de la empresa, o la especialidad para el año que viene. Imagínate, la gente de SEO verde, la gente VISUAL amarilla, etc… La comunicación fluiría, o por lo menos sería un guiño. Y sino como mínimo que la gente lleve la camiseta de twitter :)

    Un abrazo y enhorabuena

  4. Sergio says:

    Mario, muchas gracias por vuestro apoyo.

    Totalmente de acuerdo con el tema de las ponencias, lo dije en su día en el blog de UX Spain, las ponencias y las comunicaciones nunca fueron el fin del evento.

    No me hagas mucho caso con el tema de las camisetas, a veces tengo una visión demasiado idealista y soy mucho de «marca blanca» :-) . Perdona si te ha molestado.

    Un abrazo y gracias.

  5. Christian says:

    Yo fui sin ningún aparato encima. Es decir, a prestar toda mi atención al evento (o la que pude, salvando los microsueños que me atacaron en algún momento). Digo esto porque me sorprendió enormemente ver que más de la mitad de los asistentes estaban atentos únicamente a sus dispositivos y aparatejos que al escenario. Alguno, incluso, estuvo toda la jornada (literalmente) atendiendo a su portátil (y no estaba trabajando).

    En próximas ediciones, sería fantástico poder elaborar más el público asistente. Buscar una forma inteligente de atraer público que esté realmente interesado en escuchar aunque algunas ponencias no sean de total interés. Y es que la falta de interés de muchos asistentes, se traducía en una molestia para los que tratábamos de atender. Digno de instituto.

    Aparte del público, habría que asegurar un volumen de sonido más que suficiente para que se escuche hasta el final de la sala, como se aseguró muy elegantemente Javier Cañada antes de comenzar. Y, puestos a pedir, tratar de ser selectivo con los ponentes y exigir cierta dicción y consejos básicos para hablar por el micrófono. Hubo muchos momentos en los que el volumen era tan bajo que era muy difícil prestar atención.

    Por lo demás, la calidad general de las ponencias fue muy buena, la ciudad elegida fue ideal y la organización, a mi parecer, excelente. Salió todo rodado, ojalá fuese así siempre.

    Muchas gracias por tanta molestia ; )

  6. Sergio says:

    Muchísimas gracias Christian.

    Aunque a título personal también me molesten ciertas cosas, yo no soy nadie para decir cómo tiene que venir la gente al evento, y mucho menos para hacer una selección de los asistentes.

    El tema de cómo hacer presentaciones es otro debate, yo no creo que se nos deba exigir a todos que además de ser expertos en nuestras áreas tengamos las agallas de ponernos delante de 400 personas a exponer nuestras ideas. Se nos pide que argumentemos, y lo normal es hacerlo en petit comité. Lo otro es bola extra.

    Aplaudo más incluso a los ponentes que lo pasaron mal y salieron airosos. Repito, no fue un congreso para ver ponencias, lo más interesante está pasando ahora, con todas las conversaciones que se están generando.

    Ahora nos queda la tarea más complicada: cómo orquestamos entre todos el post UX Spain.

  7. Miguel says:

    Coincido con casi todo lo que se ha comentado en los comentarios y en tu entrada. Como todos, me gustaría felicitaros por la organización porque me parece que tiene un mérito tremendo haberlo hecho lo bien que lo habéis hecho. El que haya temas mejorables no quita que como primera edición haya sido un éxito total. La ciudad también ayuda, la verdad :)

    Creo que el evento nos ha dejado a todos con ganas de más y creo que es bueno que haya debate sobre temas que pueden resultar discutibles; eso quiere decir que se hacen las cosas con, llamémosle, pasión. Si estuviéramos todos de acuerdo estaríamos ya muertos; el entorno es demasiado exigente como para dormirse y no tenemos ni idea de cómo enfrentar casi nada de lo que hacemos. Esa es la incertidumbre que hace que nuestro trabajo sea tan maravilloso.

    Entendiendo que este primer UXSpain ha sido una «foto» de lo que hay, sería estupendo que en futuros congresos se plantearan nuevas ideas o nuevas formas de enfrentar la realidad (el día a día).

    Una vez más, enhorabuena por vuestro buen trabajo.

  8. Gaby Prado says:

    Gracias Sergio por tener el coraje y la ilusión de organizar un evento así.
    Siempre hay cosas que se pueden mejorar, pero es fenomenal la cantidad de gente que fue, y más allá de todo -y en puro espíritu «lean» (aunque sea un «palabro», esconde verdades y sentido común como una casa), la idea es aprender y mejorar iterando.